TODO SOBRE NEUMÁTICOS


  • Compartir
  • E-mail
  • Imprimir página

MAIS DESTAQUES

 

RIESGOS DE MANTENER EL CALIBRADO INCORRECTO

La presión correcta de los neumáticos es importante para su seguridad y economía

A partir de la encuesta realizada en los eventos "Pressão Certa" realilzado en Brasil, Michelin encontró que 45% de los conductores ruedan con la presión fuera de los límites recomendados. Cerca de 20% de los casos se consideran muy peligrosos, con riesgo de rotura del neumático a corto y mediano plazo.

Mantener la presión recomendada de los neumáticos es garantía de un mejor rendimiento y durabilidad de sus neumáticos Michelin, además de ser esencial para su seguridad.

¿Por qué es importante mantener la presión correcta de los neumáticos?

Una presión por debajo de la recomendada reduce la durabilidad del neumático (en por lo menos 8.000 km), aumenta el consumo de combustible y favorece el riesgo de explosión y accidentes en la carretera.

¿Cómo saber cuál es la presión correcta para su vehículo?

La presión se define según la carga del vehículo y la geometría del neumático, de acuerdo con las especificaciones del fabricante del vehículo y las reglamentaciones internacionales (INMETRO).

  

 

Riesgos de la baja presión de los neumáticos

La baja presión puede provocar una reducción de 30% en la durabilidad del neumático. Cuanto más baja sea la presión, mayor la velocidad de desgaste y mayor la sobrecarga de la banda de rodamiento con el suelo.

El rodamiento de un neumático con baja presión ocasiona una deformación exagerada y un calentamiento anormal. El resultado es la degradación irreversible de los elementos del neumático, que puede provocar desplazamientos internos y puede favorecer el riesgo de explosión del neumático.

La baja presión también compromete la facilidad de conducción del vehículo, es decir que provoca una reducción en la precisión de la dirección, lo que puede ocasionar accidentes graves.
                     

 

Además, con una presión inferior a la recomendada, el aquaplanaje surge a velocidades más bajas que lo normal.

Riesgos de la alta presión de los neumáticos

El área de contacto con el suelo disminuye y reduce la adherencia del neumático. Esto puede aumentar el riesgo de accidentes en caso de frenada de emergencia y ocasionar la pérdida de la trayectoria del vehículo en curvas a alta velocidad.

El neumático, que participa de la suspensión del vehículo, queda más rígida, y provoca una reducción del confort al conducir, así como un desgaste prematuro de la suspensión.

Consejos de seguridad de Michelin

  • Calibre los neumáticos por lo menos cada 15 días o antes de un viaje.
  • Si un nemático perdió más que 1,5 PSI/mes, existe un riesgo de fuga anormal de la presión: verificar el conjunto neumático/rueda con un profesional calificado.
  • Nunca desinfle un nemático caliente.
  • Tener tapas en las válvulas de todos los neumáticos.
  • No se olvide de verificar la presión del neumático de repuesto.
  • Después de rodar con una presión muy baja, nunca calibrar el neumático nuevamente sin verificar si su interior presenta alguna anomalía.
  • Un nemático inflado con nitrógeno debe verificarse según las mismas reglas de un nemático inflado con aire. El uso de nitrógeno no sustituye la verificación quincenal de la presión de los neumáticos.

 


AUTOS
Elija su Neumático
Encuentre un Concesionario
Todo sobre Autos
Aprenda y Comparta
MOTOCICLETAS
Elija su Neumático
Encuentre un Concesionario
Todo sobre Motocicletas
Más informaciones
TRANSPORTES PROFESIONALES & OTR
Encuentre un Concesionario
Más informaciones sobre Camiones y Buses
Catálogo de Camiones y Buses
CARRERAS
Inicio
Sectores de Actividad
Puntos destacados de Michelin
Proceso de Selección
Trabaje en Michelin